martes, 5 de octubre de 2010

CARTA DE LA FAMILIA PETIT AL PRESIDENTE CHÁVEZ

San Felipe, 04 de Octubre de 2010.
Carta de la familia Petit al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela:
Hugo Rafael Chávez Frías.
Ciudadano Presidente - Pueblo yaracuyano.

Nosotros la familia Petit Vásquez, familia Petit Jiménez y la familia Petit Oropeza acudimos a usted convictos y confesos de ser militantes y protagonistas en Yaracuy y en toda Venezuela de hechos de justicia social, de hechos revolucionarios desde el mismo año 1960 cuando con decisión acompañamos al proceso de Lucha Armada que se vivió al lado de los sueños del pueblo y sus vanguardias para hacer una patria grande, justa, hermosa y distinta surcada por la “Liberación Nacional y el Socialismo” en aquel camino escogido donde “el cielo se tomaba por asalto”.
Consecuentes con ese sueño diez (10) de nuestros familiares, murieron en el intento, han derramado su sangre, han sido asesinados y tres de ellos han desaparecidos por los cuerpos de seguridad al servicio del puntojijismo después de ser arrancados de sus hogares en noches tristes y tenebrosas para no regresar jamás, ni siquiera para ser sepultados en la tierra generosa de su familia y de sus amigos que aún esperan por ellos.
Nuestra historia en los últimos cincuenta (50) años está llena de dolor, de sangre, de tortura, de presidios, de cárceles y persecuciones pero signada por los grandes sentimientos de amor, de alegría y de esperanza que encierra la lucha del encuentro con la justicia, con lo hermoso que tiene todo proceso colectivo. Nos la hemos jugado en función de un ideal, en donde los enfrentamientos entre ricos y pobres son los extremos de un proceso que nos exige darnos completos.
Venimos de pruebas difíciles amigo Presidente pero gracias ello lo pudimos acompañar en el esfuerzo realizado el 4 de Febrero y 27 de Noviembre de 1992 con los militares patriotas y bolivarianos sembrando fechas gloriosas en la historia de esta Patria. Allí estuvimos empuñando el fusil buscando la justicia al lado de ustedes. Después de fallar los dos intentos estábamos en la preparación del tercero esperando el momento oportuno. Luego el sacudimiento del 11 de Abril del 2002 antes de usted ser rescatado por el milagro popular ya estábamos recorriendo las picas de la resistencia que de acuerdo a lo establecido era la etapa que se veía venir
Estas recordaciones camarada Presidente estamos obligados a señalar porque nuestro hermano Iván Enrique Petit Vásquez fue abaleado de 3 disparos el 19 de Febrero del presente año por un policía (Disip) corrupto y traicionero de los que tantos aún quedan en los cuerpos de seguridad, y a los 16 días del mes de Marzo muere en el Hospital Central de San Felipe. Hasta ahora todos nuestros esfuerzos por encausar dentro de un proceso de justicia este crimen no ha tenido ningún resultado, solo el Defensor del Pueblo que en conducta que lo honra se reunió con nosotros en colectivo de familia, para conocer los pormenores de esta situación
En carta pública del 26 de febrero de 2010 recurrimos a usted, al señor Ministro Dr. Tareck El Aissami, al camarada Gobernador Julio León Heredia y al camarada presidente del CLEY Henrys Lord Mogollón estos dos últimos funcionarios militantes junto a nosotros del P.S.U.V, ni el eco de una nota solidaria en el dolor hemos recibidos de ellos. Lo que pone en la boca el comentario del pueblo: “si eso es a ustedes que son parte de la historia de estas cosas, que será para los demás”.
Lo lento de esta investigación es para que lo sepulte el olvido ciudadano Presidente. A esa velocidad cuando la justicia llega ya es tarde. No basta con las buenas intensiones que ni siquiera se han manifestado. Un proceso revolucionario debe resolver en lo espiritual también. No puede malograr con el silencio. Nuestro empeño es un esfuerzo porque la justicia de los códigos se imponga, pero difícil será con un asesino a seis (6) meses de estos hechos suelto y ejerciendo el oficio de policía. Se siente apoyado y al igual que los asesinos del puntofijismo se siente como el triste caso de López Sisco que tiene “licencia para matar”.
Por eso preguntamos señor Presidente ¿Qué misión acelera y ejecuta la justicia en Venezuela?, ¿tenemos que volver de nuevo a los bárbaros tiempos en que la justicia se satisfacía por otros medios?, esperamos que no. Los mecanismos de justicia no pueden andar realengos, ni sometidos al arbitrio de las tribus que en combinación con estos asesinos dieron con la vida de Fabricio Ojeda, de Alberto Lovera, de Jorge Rodríguez, de los hermanos Ollarves, de los incontables asesinados y desaparecidos en los Teatros de Operaciones (T.O), en las sedes policiales o en la mano asesina de funcionarios que en la calle al igual que este asesino ejecutó a Iván Petit. Cuando seamos capaces de que este tipo de cosas no sucedan de seguro que podemos decir parodiando a Camilo y a Fidel, vamos bien Simón, vamos bien Ezequiel, vamos bien Fabricio; y ellos con aplausos continuo nos dirán “vamos bien Venezuela”.
No solo pan, trabajo y logros son los hechos de un proceso revolucionario. Los actos de justicia son claves Sr. Presidente, estamos a su orden si usted cree que una entrevista con parte de este colectivo es necesaria en lo que le pueda permitir su tiempo como hombre conductor de un país que también empieza a alumbrar al mundo sin encandilar. Como en otros tiempos estamos a su disposición. Si nos llama iremos, sino seguiremos insistiendo porque estamos convencidos que es importante que brille la justicia.

Estamos en San Felipe y nos puede contactar a través de nuestra dirección en casa donde usted una vez estando de gira reposó en ella: Av. 11 entre calles 18 y 19 Nro. 18-25 en el Municipio San Felipe estado Yaracuy.

O por los Teléfonos 0416-5013785 – 0254-2325401 o nos contacta por los medios que usted crea más conveniente.
Sr. Presidente lo invitamos a conocer un poco nuestra historia a través de este blogs en Internet: http://nuestrosmartiresprohibidoolvidar.blogspot.com/