jueves, 14 de octubre de 2010

MINEROS SON VICTIMAS DE UN CRUEL SISTEMA DE EXPLOTACIÓN

MINAS Y GANANCIAS A CUALQUIER PRECIO:
MINEROS SON VICTIMAS DE UN CRUEL SISTEMA DE EXPLOTACIÓN

“La alegría del rescate de los mineros no entierra las causas por las que 33 hombres han pasado 68 días bajo tierra con gran riesgo de sus vidas”, escribe el periodista español de El País, Ramón Lobo.
Los dueños de la mina San José, Alejandro Bohn y Marcelo Kemeny, deberían afrontar algo más que una comparecencia parlamentaria en la que pidieron perdón por el derrumbe y la congelación de los bienes de la empresa San Esteban para hacer frente a indemnizaciones.
Las condiciones de inseguridad eran flagrantes, conocidas y reiteradas.
Los incumplimientos y las trampas lindan en lo delictivo. La empresa San Esteban, especializada en la extracción de oro y cobre, respondió al embargo de bienes con la presentación de una petición de quiebra.
Un juzgado decidirá. El ministro de Interior, Rodrigo Hinzpeter, ha solicitado la intervención del Consejo de Defensa del Estado para recuperar lo gastado. Solo la operación de salvamento costó 7,1 millones de euros.
Es vital hacer hincapié en la responsabilidad social de las compañías mineras no solo en Chile, sino en toda la región, lo cual permita que los trabajadores y trabajadoras cuenten con las protecciones y la seguridad laboral en el ejercicio de sus funciones.