viernes, 15 de octubre de 2010

POLO PATRIÓTICO

Polo Patriótico
Edgar R. Meléndez

El anuncio hecho por el presidente Chávez hace unos días sobre la conformación del Polo Patriótico es una de las noticias más importantes de los últimos años para los y las comunistas de Venezuela, entre otras cosas porque en todas las épocas históricas por las que ha transitado el Partido Comunista en nuestro país desde aquel marzo de 1.931, su línea política ha planteado la necesidad de la consecución de la unidad revolucionaria y así se ha implementado aunque lamentablemente no siempre con éxito; pero ha sido precisamente el desarrollo de esta política unitaria del PCV y otras organizaciones revolucionarias la que ha permitido victorias y avances para el movimiento popular en nuestro país, basta solo mencionar como ejemplo dos grandes momentos en la historia patria: 23 de enero de 1.958 como fecha del derrocamiento de la dictadura derechista de Pérez Jiménez gracias a la acción de la Junta Patriótica y la amplia unidad contra la dictadura propuesta por el PCV y la JCV y la otra el 6 de diciembre de 1.998, cuando precisamente por la acción del Polo Patriótico conformado ese año se logra una contundente victoria popular que lleva a la presidencia al comandante Hugo Chávez iniciando una etapa mucho más profunda en el proceso revolucionario venezolano.
Hoy en día sin lugar a dudas que el Polo Patriótico tiene roles y funciones mucho mayores que hace 12 años, el proceso bolivariano viene planteando su avance al socialismo, se ha avanzado en el proceso de liberación nacional y en el logro de importantes beneficios sociales quedando pendiente la construcción de un estado popular y democrático como antesala del estado socialista, la superación revolucionaria de deficiencias que han estado agobiando al proceso como la corrupción, la burocracia, la ineficiencia, la falta de educación ideológica y la mimetización de sujetos oportunistas y contrarrevolucionarios en el proceso; no tenemos ante nosotros tareas sencillas pero debemos asumirlas con enorme responsabilidad y conciencia para defender la revolución y hacerla avanzar.
Otra tarea importante que no soslayamos es el tema electoral, pero creemos firmemente que el Polo Patriótico debe convertirse en una plataforma de encuentro y discusión que apunte hacia la elaboración de un programa común de avance al socialismo y no devenir en un instrumento meramente electoral, sobre esta desviación de todas las experiencias unitarias que hemos vivido en la revolución bolivariana advertimos con mucho énfasis; lo electoral debe ser abordado con seriedad y responsabilidad por consistir en una de las vías por las cuales hemos transitado, pero la unidad revolucionaria debe abarcar todos los frentes políticos.
Por otro lado entendemos que la unidad es además de una cuestión moral para quienes desde distintas ópticas tenemos un planteamiento común de justicia y liberación social, una importante lección ante muchos fracasos históricos de la izquierda en nuestro país, pero también entendemos que la unidad revolucionaria obedece a un planteamiento objetivo y concreto frente a la unidad de acción que ha logrado la derecha pro imperialista en nuestro país y frente a la avance de las fuerzas imperiales en todo el continente.
Y aunque lo importante no es el nombre del instrumento, muy personalmente creo que incluso la denominación de patriótico para este frente se corresponde con la etapa de liberación nacional y de defensa de la soberanía, más apropiado aún para enfrentar a la propuesta antipatriótica del oposicionismo oligarca que padecemos en Venezuela.
Unamos esfuerzos, tiempo y dedicación para lograr el éxito del Polo Patriótico en todas las tareas que debemos desarrollar en beneficio de la revolución; es decir del pueblo.