lunes, 18 de octubre de 2010

IVAN DAZA

IVAN DAZA
Hablar del querido camarada Iván Daza es decir compromiso, lealtad revolucionaria, definición ideológica clara y objetiva que le permitió llevar a la práctica los ideales compartidos de una manera activa, con la finalidad de transformar total y radical el carácter de la sociedad capitalista y todas sus superestructuras. Iván conocía perfectamente que el enemigo a enfrentar no era y es solo la oligarquía nacional sino también el imperialismo.
Compartimos la dirección en los años 1.961 y siguientes de la muchachada liceísta, él en liceo Mario Briceño Iragorry y yo en el liceo Lisandro Alvarado de Barquisimeto, donde éramos los responsables de la juventud comunista y dirigentes estudiantiles en los respectivos centros de estudiantes de estos liceos. En el seno del Buró Estudiantil del Comité Regional de la Juventud Comunista de Lara, permanentemente discutíamos los excesos represivos policiales y militares de finales del gobierno de Rómulo Betancourt y posteriormente el de Raúl Leoni. Los muertos y los heridos los poníamos siempre los estudiantes y el pueblo, careciendo de defensa alguna ante la feroz arremetida facista.Fuè a Iván a quien por primera vez le oí decir que debíamos organizar la defensa armada de nuestras manifestaciones de calle, para dar repuesta a la violencia de los grupos armados y de choque de Acción Democrática y de la orden de Rómulo Betancourt de “Disparar primero y averiguar después”. Vale decir, ante la violencia del gobierno represivo y torturador, deberíamos oponer necesariamente la violencia revolucionaria.
Su entusiasmo combativo era contagiante, porque estaba dispuesto a emprender cualesquiera tarea revolucionaria con arrojo y valentía, sin importarle el riesgo que se corría en la acción. Para él era una obligación revolucionaria y debía cumplirse sin retardo alguno.
En los primeros años de la década de los 60, el movimiento estudiantil era fuerte y aguerrido donde los comunistas teníamos presencia fundamental por estar siempre en la vanguardia en los primeros momentos y dar inequívocas muestras de arrojo y desempeño. Consideramos que a los fines de optimizar la organización del vasto movimiento estudiantil liceísta era necesario aglutinar todos los Centros de Estudiantes del Estado Lara, por lo que decidimos la Juventud Comunista, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (M.I.R) y el sector de izquierda de la juventud de Unión Republicana Democrática (U.R.D),crear la Federación de Centros de Estudiantes de Lara (F.E.L),imitando a la Federación de Centros Universitarios (F.C.U) de la Universidad Central de Venezuela. A tales efectos constituimos esta federación en el teatro Juárez de Barquisimeto, donde los que representábamos a la juventud Comunista fuimos sus principales impulsores. Entre ellos, Iván con toda su fuerza y pasión revolucionaria.
Recuerdo que en eso años, fuimos expulsados de los liceos del estado Lara una buena parte de los dirigentes de izquierda, cambiando consecuencialmente nuestro escenario y frente de combate. Las luchas en las ciudades prácticamente eran insostenibles, desiguales y extremadamente riesgosas, por lo que los partidos de izquierda deciden constituir en el Estado Lara el “Frente Guerrillero Simón Bolívar”, con la brigada urbana 11 y las rurales 21 y 31.
Durante este período, muchos valiosos dirigentes jóvenes liceístas y universitarios aportan y se suman al camino glorioso de la lucha armada. Iván entre los primeros en tomar ese rumbo, donde quedaron “sembrados” innumerables y heroicos combatientes. Iván Daza se destacó en su aprendizaje y formación en esta guerra revolucionaria, y fue él quien nos impartió los primeros cursos de guerra de guerrillas donde lo vi por última vez, siempre infatigable con su carácter recio y risueño, de repuestas y accionar rápido que lo hacía ser un combatiente guerrillero de primera fila, destacándose en el frente guerrillero como el comandante “ROQUE” en el Municipio Morán de Estado Lara, donde cae en combate heroico y desigual un 23 de Enero de 1.966, cuando con otros camaradas se dirigían desde Las Adjuntas hacia Sanare en el mismo Municipio Morán, donde también cayó el hijo de nuestra recordada Argelia Laya. El cuerpo de Iván fue desaparecido, y hasta estos momentos desconocemos su localización para poder brindarle un merecido tributo al camarada, al amigo, al que cantaba con su siempre risueño optimismo. No perdamos la esperanza aún tardía que podamos cargar sobre nuestros hombros la humanidad toda del Comandante Roque, donde sus restos extiendan a la luz a la nueva generación revolucionaria, que en los tiempos presentes ha retomado los sueños de Iván.
A tú recuerdo y memoria siempre presente comandante Roque dedico este corto poema:
IVÀN, ORLANDO Y CARLOS
A Iván Daza, Orlando Medina y Carlos Guillén

Caminaron siempre a plenitud por la vida
entonando un permanente himno de amor
que los condujo a la muerte.
Quisieron sembrar sus cuerpos en los surcos
de la tierra, presta a dar sus frutos a los
oprimidos que sus almas de aguiluchos
hicieran una vez volar.

Tomados dulcemente de sus manos,
enfrentaron a las brutales bestias opuestas
al amor irreverente que nace solo desde muy
adentro de las almas puras, de los hombres
solitarios de corazón en permanente compañía.

Dieron sus vidas para que otros como tú,
pudieran seguir soñando un mundo solidario
donde reinará quizás tan solo el amor
desmedido por el hombre de la calle,
de la mina y del arado.



HERNÀN J. VARGAS CALLES
Barquisimeto, 13/09/2.010