lunes, 27 de julio de 2009

Memoria histórica: Asesinan al abog Carmona Vsquez - Muere Luis Emiro Arrieta - Desembarco en Falcon por combatientes

1978: Es asesinado, en el sector de Maripérez, Caracas el abogado penalista Ramón Carmona Vásquez, caso que conmueve al país ya que se acusa a la policía de estar involucrada en la acción.
Tres hombres armados asesinaron en la avenida Andrés Bello de Caracas al penalista Ramón Carmona Vásquez. En torno a este hecho, fueron reveladas escandalosas evidencias en contra del grupo “Gato” de la PTJ, por parte de un grupo de abogados, encabezados por Raymond Aguiar Guevara, quien fue asesinado tiempo después en extrañas circunstancias
Era un poco después de las 2:00 P.M. cuando el penalista de 36 años es abordado en plena avenida Andrés Bello a la altura de la Cruz Roja y resulta ametrallado (15 balas lo impactaron) al resistirse a subir a un automóvil. Su viuda, Gladys de Carmona, conocida familiarmente como La Turca, se apresuraría en aparecer en los canales de televisión para exigirle a Manuel Molina Gásperi (director de la PTJ) que quería vivos a los asesinos de su esposo.
La Turca sabía a que se refería al dirigirse en forma directa al director de la PTJ. Las posteriores investigaciones harían responsable como autor material de dicho crimen a Anoel Pachecho, quien era funcionario de la PTJ y formaba parte del grupo comando elitáctico de la PTJ conocido como GATO (GRUPO DE APOYO TÁCTICO OPERATIVO) creado y comandado por el propio Molina Gásperi. Pacheco, en compañía y con el apoyo de otros compañeros del grupo GATO, asesinaría al penalista Carmona y se determinaría también que Molina Gásperi fue el autor intelectual de dicho crimen.
Este asesinato pondría al descubierto una verdadera olla podrida dentro del sistema policial venezolano.

Muere en prisión Luis Emiro Arrieta, dirigente obrero petrolero y relevante figura del comunismo venezolano
Tal día como hoy, el 27 de julio de 1965, murió en un calabozo de la llamada Cárcel Modelo de Caracas, Luis Emiro Arrieta, veterano dirigente obrero petrolero y relevante figura del Partido Comunista de Venezuela.
Luis Emiro Arrieta participó desde joven en el movimiento sindical de los trabajadores petroleros, destacándose por su espíritu combativo y firmeza en la defensa de los intereses de la clase obrera. Militante comunista, fue electo miembro del Secretariado Nacional del PCV, que integró al lado de Juan Bautista Fuenmayor y Gustavo Machado, electo por el Congreso de Unidad de los Comunistas. Participó activamente en la resistencia clandestina contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y nuevamente en la lucha contra los gobiernos del pacto de Punto Fijo. Detenido en 1965 fue acusado de rebelión militar y secuestrado en la Cárcel Modelo de Caracas. Enfermo, el Gobierno le negó los auxilios médicos y murió rodeado del afecto de sus camaradas de prisión el 27 de julio de 1965.
los secuestros hasta de féretros como el ocurrido con el cuerpo del dirigente sindical del PCV, Luis Emiro Arrieta, del cual fui testigo en la funeraria La Voluntad de Dios, en la avenida Andrés Bello, realizado conjuntamente por la DIGEPOL y el SIFA;
Fue conocido por nosotros años después como “el capitán” y quien murió preso en la Cárcel “Modelo” de Caracas; y para que no quedaran dudas del odio que le profesaban, su cadáver fue secuestrado y los asistentes a su velatorio fueron agredidos por funcionarios de la DIGEPOL [Dirección General de Policía] y del SIFA [Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas] en la Funeraria “La Voluntad de Dios”.
Luis Emiro fue un destacado dirigente sindical. Por cierto, algunos de los agredidos en ese momento por ser dirigentes o militantes del PCV y de otros grupos “comprometidos con la lucha”, hoy andan de brazos y compartiendo “comandos de campaña” con quienes entonces impartieron órdenes de hostigar, detener, torturar y asesinar a revolucionarios como el camarada Luis Emiro.

Un día como hoy en 1966 desembarcan por las playas de Falcón combatientes revolucionarios
El Comandante Fidel, quien personalmente entrenó al grupo que desembarco en Tucacas, facilitó a Luben Petkoff 15 cuadros militares entrenados para que desembarcaran en Venezuela con una buena cantidad de dinero y armas para ayudar a la guerrilla de Douglas Bravo. La acción denominada “Operación Simón Bolívar” se efectuó en las costas de Falcón.
El grupo integrado únicamente por militares cubanos, (catorce oficiales miembros de las FAR), comandado por Luben Petkoff, el único venezolano del grupo. Entre los cubanos se encontraba el entonces comandante Arnaldo Ochoa que ya se perfilaba como el experto en el arte militar que llegó a ser, al extremo de ser considerado como un genio de la guerra por las academias militares norteamericanas,
Desembarco de cubanos con Petkoff:
El 24 de julio de 1966, desembarca -proveniente de Cuba- en las costas de Falcón el guerrillero Luben Petkoff al frente de un contingente guerrillero de hombres armados, para reforzar las posiciones del Destacamento del comandante Julio Chirinos y del Destacamento Guerrillero del Sur con Douglas Bravo del PCV-FALN-FLN.
Frentes remanentes en conexión con Cuba que esperaban el desembarco de estas tropas. Se trataba de un contingente de cubanos y venezolanos adiestrados por Fidel Castro.
A partir de este desembarco, con la ayuda del gobierno cubano, se logra convocar la Primera Conferencia FLN-FALN en las montañas de Falcón y el reagrupamiento en diciembre de 1966.
La selección de milicianos fue realizada por la plana mayor de la operación Simón Bolívar, siendo escogidos Arnaldo Ochoa, Orestes Guerra con bastas experiencias en la Sierra Maestra, estaban igualmente los capitanes Bouza, Lastre, Angel Frías, y otros con los seudónimos de Supertino, Fernando, Salvador, Manolin, Pompa, entre otros, cada uno de ellos venía con un fusil Fal, menos Luben quien trajo una AK-10.